top of page

¿Qué es el impacto ambiental?




Impacto ambiental es todo aquel efecto que la actividad humana genera sobre el medio natural y que en términos generales es negativo, ya que perjudica el normal funcionamiento de los ecosistemas.



La Naturaleza es compleja y la actividad humana también, por lo que abordar una sintonía entre ambos sistemas es una prioridad para lograr avanzar hacia una sociedad más sostenible. Las afectaciones al aire en forma de emisiones de CO y otros gases de efecto invernadero provocan el cambio climático como uno de los impactos que mayor urgencia global genera y que más urge mitigar. Las emisiones de azufre provocan la lluvia ácida que daña bosques y materiales de construcción. Los tóxicos utilizados en infinidad de materiales son un peligro para la salud, tanto de los ecosistemas, como la humana, y que provoca enfermedades y el deterioro de la calidad de vida de las personas. El agotamiento de los recursos no renovables es un problema principalmente económico, pero también ecológico, pues la dificultad en el acceso a materias primas escasas implica un mayor consumo energético y una mayor afectación de los ecosistemas. Mediante el Análisis de Ciclo de Vida es posible calcular estos impactos para en primer lugar localizar su generación y, por tanto, poder aplicar estrategias para su reducción de manera eficaz y focalizada.



Conocer algunos de los diferentes impactos ambientales


Calentamiento global:

Es el Incremento de las temperaturas globales por el aumento del efecto invernadero causado por una emisión masiva de gases con efecto invernadero. Los combustibles fósiles utilizados para el transporte y la obtención de energía son una de las principales fuentes de emisiones, junto con la deforestación y la ganadería. La categoría Global Warming cuantifica la huella de carbono del producto en Kg eq de CO₂.> Se considera un indicador genérico de sostenibilidad por ser el cambio climático, el impacto ambiental global con una repercusión transversal más amplia. Pero existen otros impactos ambientales que son de igual importancia y también se tienen en cuenta en el análisis de impacto.





Agotamiento de la capa de ozono (Kg CFC-11 eq):

Es la destrucción del O3 estratosférico que forma la capa de ozono que nos protege de los rayos dañinos del sol. Los principales causantes de la disminución del ozono son los CFC presentes en gases refrigerantes, espumantes y aerosoles, que por fortuna se regularon hace décadas y se encuentran en extinción. Este impacto podría ser un claro ejemplo de cómo con voluntad es posible revertir los impactos negativos.





Acidificación:

La variación del pH del aire causado por emisiones acidificantes como el SO2 causa la lluvia ácida que afecta a los ecosistemas y degrada las construcciones. Su principal fuente son los combustibles fósiles usados tanto en transporte como en centrales eléctricas. Una de sus características es la de ser un impacto de “larga distancia”, ya que los gases se mueven por las corrientes de aire y llegan a acumularse e impactar en las latitudes más septentrionales.






Eutrofización:

Eutrofización es la sobrenutrificación del agua a causa del aporte de nitratos y fosfatos, procedentes mayoritariamente de la agricultura intensiva, que genera una proliferación de algas verdes que agota el oxígeno disponible y la posibilidad de albergar vida. Los fertilizantes y otros compuestos basados en nitrógeno y fósforo, al ser vertidos en masas de agua, provocan un crecimiento masivo de algas que conlleva la proliferación de algas que acaban agotando el oxígeno y la contaminación de los ecosistemas acuáticos. La agricultura industrial, ganadería y la descomposición de la materia orgánica está muy relacionada con este impacto.





Smog Fotoquímico:

La niebla oscura que se envuelve las ciudades y áreas industriales causadas por la emisión de NOx y VOC afecta a la respiración de las personas y las plantas. Es un importante impacto sobre la salud de las personas y también de los vegetales, ya que disminuye la capacidad de hacer fotosíntesis. Es un impacto localizado sobre el lugar de emisión, puesto que la dispersión por las corrientes de aire disminuye su afectación.





Cambio de los usos del suelo:

Es un indicador de impacto en desarrollo pero crucial para evitar la perdida de biodiversidad y deforestación. Se en cuenta la ocupación, remodelación y gestión de la tierra para fines humanos que implica una potencial destrucción de ecosistemas. Así pues, se cuantifica el uso de hectáreas naturales de suelo y su transformación en medio socioeconómico.





Agotamiento de minerales:

Los recursos no renovables pueden ser escasos y su extracción supone un impacto sobre los ecosistemas pero también sobre el sistema económico por la sobreexplotación de los stocks disponibles. La minería es una actividad extractiva de altísimo impacto tanto en consumo de energía como en degradación del espacio natural y vertidos tóxicos. Por tanto, la conservación de los recursos minerales mediante la reducción de su uso o el empleo de materiales reciclados implica un efecto positivo en la conservación de los ecosistemas.





Ecotoxicidad marina:

La emisión de metales pesados y otros químicos al mar provoca bioacumulación en la cadena trófica y afecta a la calidad del ecosistema y en última instancia a la salud humana, ya que estos compuestos tóxicos se ingieren mediante los alimentos. Las diferentes categorías de toxicidad contabilizan los impactos en los diferentes medios, ya sea marino, acuático, dulce o terrestre.





Formación de partículas:

Las partículas con tamaño menor de 10 µm son importantes contaminantes para el aparato respiratorio produciendo enfermedades. Proceden tanto de la quema de combustibles como de otras actividades industriales, agrícolas y en construcción. Su mayor peligro es que por su pequeño tamaño quedan en suspensión y son fácilmente transportables a largas distancias. También por su pequeño tamaño pueden entrar con facilidad en los organismos vivos provocando impactos en la salud, por lo que además de impacto ambiental, este indicador debe considerarse como un impacto social.





Huella hídrica:

La huella hídrica es el volumen total de agua dulce necesaria para obtener un material, bien o servicio. Se tiene en cuenta no solamente el consumo de agua directo, el más visible, sino también todos los consumos indirectos y que presentan un mayor impacto.





bottom of page