Fondu
Bôbo, 2018

Una fondue diseñada sin tecnología pero que funciona con precisión y control milimétrico. En coordinación con maestros chocolateros y la fábrica líder de velas naturales se ha logrado desarrollar la fuente de calor para ajustar su intensidad y duración a los requerimientos óptimos de temperatura y tiempo para que el chocolate esté siempre en su punto. Además, el juego de respiraderos y contraforma exterior regula la entrada de aire y permite un ON/OFF y una regulación de la temperatura precisa.

Diseñada desde los 5 sentidos para generar una experiencia que va más allá del disfrute gustativo del chocolate, más allá del gusto (1) y el olor (2). El cuerpo es de vidrio borosilicato para ver (3) las perlas de chocolate fundirse y porque es el material más higiénico, duradero y resistente a la temperatura. Óptimo para usarse y reusarse. La base es de corcho para aislar la temperatura y poderse tocar (4) de manera segura el recipiente. Y lo más sorprendente, las velas de cera natural tienen una mecha de madera que al arder generan un sonido (5) característico que evoca el crujir de la leña quemando.

Materiales: Vidrio borosilicato, corcho aglomerado y cera de abeja.