Flower Lamp
Pacha, 2018

La New Flower Party, aunque inspirada en el ambiente de los 70, se ha convertido en un proyecto de diseño de máximo nivel desde que tomó las riendas de la dirección de arte nuestro admirado Joan Gracia de Tricicle, con quien ya habíamos colaborado hace años con unos trajes iluminados para el espectáculo BITS.

 

El encargo consistía en el desarrollo de unas lámparas colgantes de más de un metro de diámetro, diferentes tamaños, hechas de tela y de muchos colores. Lo más complejo fue entender la diferencia entre producto e instalación ya que debíamos tener en cuenta que se montan para cada fiesta y al final de la noche vuelve a desmontarse y almacenarse durante los meses que dura el evento.

Ambientalizar un producto así es complicado, pero aun así hemos vuelto a demostrar que siempre se puede hacer algo: En primer lugar, la utilización de telas procedentes de restos de stock, con lo que estamos dando salida a un residuo industrial. Después, por normativa, es imprescindible el ignifugado según la normativa de espacios abiertos al público, pero como ya sabemos es un proceso altamente tóxico. ¡Sin embargo, nuestro cliente nos dio vía libre para encontrar una alternativa más ecológica y la encontramos! Hemos conseguido ignifugar tela residual de una manera saludable y con una apariencia completamente acorde con las necesidades del proyecto.