EHF, la Federación Europea de Handball, nos seleccionó entre 27 agencias de 12 países europeos para diseñar y fabricar los nuevos trofeos de la Champions League Final 4. Unos trofeos que, según EHF, están destinados a cambiar la historia de este deporte.

Por primera vez, un deporte del máximo nivel va a entregar el mismo trofeo a los ganadores del campeonato femenino y el masculino ya que, huyendo de prejuicios sobre la masculinidad o la feminidad en el diseño, se han propuesto dos trofeos que no plantean ninguna diferencia formal entre ellos.

La idea del GOL como objetivo principal del juego y el ESCUDO como representación de la esencia de los deportes de equipo son el punto de partida para el diseño del nuevo trofeo. Una red fabricada en aluminio reciclado, recibiendo el impacto del balón a toda velocidad, forma un paraboloide que funciona como alojamiento para el balón de tamaño reglamentario.

El handball es un deporte duro, y para muestra el deterioro de la pelota, que queda inservible después de cada partido. Esta intensidad queda reflejada en el nuevo trofeo, ya que las escultura del balón está fabricada a partir del reciclaje de balones usados durante la competición.

 

Material: Aluminio 80% reciclado y balones de handball usados.