Una marca de bebidas de alta gama interesada en la incorporación de materiales sostenibles en el embalaje de su próximo producto nos encargó un proyecto para estudiar la viabilidad industrial de materiales procedentes de residuos orgánicos y su aplicación en envases.

 

Todos los materiales seleccionados proceden de residuos generados durante la fabricación del propio producto, de manera que el embalaje final encarna toda la narración del producto a través de su materialidad.

 

Etiqueta, embalaje interior y embalaje exterior forman una serie de capas entre el consumidor y el producto, pieles que, como un ser vivo, protegen y comunican lo que contienen.

Material: Materiales reciclados procedentes de residuos orgánicos